sábado, 2 de julio de 2011

¡¡ VIVA EL ORGULLO GAY !!




Estos días son las fiestas de mi barrio, es decir Chueca. Llevo casi treinta años viviendo aquí y a este barrio ya no lo conoce ni la madre que lo parió. Ha pasado de paraíso yonki a paraíso gay y eso esta muy bien porque los vecinos que hemos tenido que sufrir la mierda de barrio que siempre ha sido Chueca, ahora nos encontramos con un barrio lleno de alegria, colorido y bastante seguro en general, cosa que antes era muy diferente ya que la delincuencia estaba a la orden del día.

En los 80 me robaron el bolso por la calle 147 veces con sus correspondientes 147 denuncias pero la policía no hacia nada, se limitaban a tener un coche patrullando por el barrio para justificar el sueldo de los polis.
Cuando le decías a alguien que vivías en Chueca te miraban mal, con esa mirada de "si allí solo vive gentuza, o sea que TU eres gentuza". Hay que ver como es este puto Madrid, decías que vivías en Chueca y te miraban mal, sin embargo decías que vivías a 500 metros de allí, en Alonso Martinez y la gente te miraba con respeto, con ese respeto imbecil que tiene cierta gente por las personas con mas dinero que ellos.

La revolución llego a Chueca en los 90, cuando a un montón de gays les dio por invadirlo y benditos sean, a partir de ahí nada ha sido lo mismo y puedo decir sin equivocarme que tenemos el mejor barrio de Madrid con las mejores fiestas y la mejor gente. Ha sido toda una gran experiencia haber vivido toda esta transformación en mi barrio querido que no abandonaria por nada. Por eso cuando algún atontado empieza a cuestionar el orgullo gay me dan ganas de soltarle un buen hostion por facha y subnormal, sus argumentos suelen ser del tipo "no hace falta hacer ese fieston para revindicar cosas, haciendo eso se desvirtúa la revindicacion etc etc"
Al contrario pienso yo, es ese carácter de fiesta lo que lo hace tan especial y lo que lo hace tan querido por todo el mundo que puede unirse al evento y divertirse a la vez que expresa una posición. ¿Cuantas veces no hemos ido a una manifestación con la que estábamos de acuerdo porque nos aburren soberanamente estar gritando consignas del siglo XIX? Ese es el éxito de la fiesta/manifestación del orgullo gay.

Al ayuntamiento de Madrid habría que darle un tirón de orejas, bueno mas bien una hostia en toda la boca por no ayudar en nada en la celebración. Mientras otros barrios son beneficiados con dinero publico para sus fiestas, Chueca se busca la vida y son todo patrocinadores privados los que ponen la pasta y los que la mueven.

En fin me estoy enrrollando mucho y yo me quiero ir a la fiesta, que viva el orgullo gay y todos esos que critican lo de los tíos en porretas son unos envidiosos de mierda que seguro que tienen cuerpo de escombro.

3 comentarios:

  1. Bienvenida al mundo del blog! Es un gusto leerte!
    Gracias por compartir tu experiencia! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Juana, disfruto mucho con tus posts. Saludos!

    ResponderEliminar